El CGCOM pone en marcha comisión de seguimiento ante el coronavirus 2019-nCov

Ante la situación causada por el coronavirus 2019-nCoV, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha puesto en marcha una comisión de seguimiento que llevará a cabo la coordinación con el Ministerio de Sanidad para colaborar en la información puntual a los profesionales y a los ciudadanos sobre esta nueva enfermedad infecciosa

En este comité de seguimiento, presidido por el Dr. Serafín Romero, presidente del CGCOM, participan miembros de la Comisión Permanente y el Dr. Juan Martínez, experto en salud pública, que será el portavoz en este tema y representante del Consejo en el grupo de trabajo creado por el Ministerio de Sanidad en el que participan sociedades científicas y representantes de las profesiones sanitarias.

La declaración de emergencia sanitaria internacional, ante el riesgo potencial de que el coronavirus 2019-nCoV se extienda a nivel global, realizada ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto de manifiesto la necesidad de actuar juntos para hacer frente a este riesgo, según ha puesto de manifiesto el director general de este organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Recogiendo ese llamamiento de la OMS de trabajar juntos, el CGCOM se ha puesto, desde el primer momento que se conoció la epidemia, a disposición del Ministerio de Sanidad y autoridades de salud pública para colaborar en todo lo que sea necesario.

El CGCOM informará a los 52 colegios de médicos y a los representantes de la vocalías nacionales para trasladar a todos los profesionales, tanto los que trabajan en la sanidad pública como privada y también los médicos jubilados, de todos los pasos llevados a cabo en colaboración con el Ministerio de Sanidad, así como de la información sobre el procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus y las actualizaciones del mismo; el servicio de asesoramiento, y las recomendaciones puestas en marcha por la Administración sanitaria nacional.

El CGCOM quiere transmitir un mensaje de tranquilidad a la población y pide a los profesionales prudencia, evitar el estigma y colaboración total con las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas.